Lunes 26 de agosto

Dos semanas turbulentas para una Argentina que parece nunca estar en paz. La victoria de la fórmula Fernández – Fernández en las PASO fue un masazo para el gobierno con grandes consecuencias negativas en los mercados locales. A priori, el resultado de esta elección parecería casi imposible de remontar para el oficialismo a tan sólo dos meses de las elecciones primarias. Con una economía y mercados inestables, la transición hacia un nuevo gobierno puede ser complicada y desordenada; con efectos negativos que afectan a un país en una situación muy delicada. A continuación compartimos un primer análisis de lo que las dos primeras semanas post PASO nos dejaron:

Mercado cambiario

Cuando por fin comenzamos a ver señales de un mercado cambiario estable y “controlado”; sufrimos un nuevo revés. El tipo de cambio de referencia del BCRA cerró el día lunes post elecciones 10 pesos por encima del nivel del viernes anterior. Comenzó un periodo de nerviosismo e incertidumbre, donde no podía saberse a ciencia cierta cual seria el techo de esta escalada. La zona de referencia cambiaria quedó obsoleta, superándose de esta manera el limite superior fijado en $ 51,44. Frente a esto, la semana pasada tanto desde el Ministerio de Hacienda como desde el BCRA se determinó que el principal objetivo del momento es la estabilidad cambiaria y se explicó que la economía no muestra fundamentos reales para una subida mayor a la observada. Con el acompañamiento de la oposición, con la cual hubo consenso sobre que el tipo de cambio no necesita alcanzar mayores niveles, el dólar se acomodó momentáneamente en niveles alrededor de $ 55.

Recuperación trunca

Las mejoras que veníamos observando en las variables económicas clave, con grandes probabilidades se verán afectadas por el contexto actual. El dato de inflación correspondiente al mes de Julio publicado por el INDEC volvió a confirmar un sendero de desaceleración en el nivel de precios: con respecto al mes anterior los precios subieron 2,2%. Los precios mayoristas en julio subieron sólo 0,1%. Datos que quedarán para el olvido, el impacto de esta nueva devaluación sobre los precios cortará el camino hacia la baja que se venia transitando.

La actividad económica se contrajo en el mes de junio un 0,4% comparado al mes anterior, según el EMAE. La recuperación sigue sin dar señales de vida, y la esperanza de una reversión se hace esperar. Por último, desde el Ministerio de Hacienda publicaron que por primera vez en 8 años en los primeros 7 meses del 2019 se registró un superavit primario de $ 34.514 millones, lo que representa un 0,2% del PBI. Cuando de a poco Argentina se iba encaminando, una vez más la crisis sacudió al país dejando todo resultado positivo en el olvido.

Fuente: INDEC

Acuerdo con el FMI

Inmediatamente tras el resultado de las PASO y sus consecuencias en el mercado financiero local, se comenzó a discutir sobre la continuación del acuerdo con el fondo monetario internacional. La entidad juega un rol clave en este momento, próximos a una nueva revisión del programa en donde está en juego un desembolso de USD 5,4 mil millones para mediados de septiembre. Desde el gobierno se disiparon los rumores, confirmando que esta semana una nueva misión del FMI desembarcará en nuestro país para continuar con el plan. El desembolso programado es clave para reforzar las reservas internacionales, herramienta más que necesaria para llevar adelante el objetivo de estabilidad. Además, el apoyo del FMI en un momento como este tiene una gran importancia política. 

Activos locales

El lunes luego de las elecciones, el merval marcó su máxima caída en la historia argentina y la segunda en la historia de los mercados bursátiles globales (por encima de la caída presenciada durante la crisis del 2001). Los bancos perdieron hasta 50% de su valor en dólares durante esa primera semana y las compañías energéticas cayeron en niveles del 40% en dólares. Una semana trágica para el mercado accionario, que ya hacía tiempo estaba golpeado.

Los bonos en dólares fueron los grandes perjudicados: con paridades por debajo del 50%;  los precios de los mismos entraron en terreno de reestructuración. Este escenario puso sobre la mesa la discusión sobre la capacidad de pago de nuestro país. Sea cual sea el nuevo gobierno, este tema será clave para la conformación del nuevo programa. En el camino hacia la transición, será fundamental un consenso entre bandos para no profundizar el daño que ha sufrido la deuda argentina.


Para finalizar, compartimos la información sobre la nueva licitación de Letras del Tesoro en pesos y en dólares.

*Se tomarán órdenes hasta las 12.30hs del día miércoles 28 de agosto*